Si estás buscando obtener la ciudadanía de los Estados Unidos, uno de los requisitos es una prueba de buen carácter moral. La mejor manera de probar esto es recabando cartas en las que quede claro que no tienes antecedentes penales y mantienes buenas relaciones con tu comunidad.

El Manual de Políticas de USCIS dice que un buen carácter moral significa que la conducta de una persona “se ajusta a los estándares de los ciudadanos promedio de la comunidad en la que reside el solicitante”.

Además, estas cartas deben establecer una relación con el solicitante y la persona que escribe la carta, ya sea un amigo, un vecino, un empleador, un líder de la comunidad o un líder religioso.

Cosas que debes considerar

Recuerda que no necesitas ser un santo para ser considerado “de buen carácter moral”. Tu carácter moral y tus normas personales probablemente superen los estándares necesarios.

Si no tienes antecedentes penales, y en general eres un miembro respetuoso de la ley de su vecindario, no debería ser demasiado difícil mostrar un buen carácter moral. Solo asegúrate de ser honesto en todas tus descripciones.

Si acarreas un delito o actividad menor que puede mostrar una falta de buen carácter moral, considera esperar hasta que hayan transcurrido los 5 años obligatorios con un registro “limpio” antes de presentar la solicitud.

También debes estar preparado para demostrar un empleo sólido y la participación de la familia y la comunidad dentro de esos 5 años para mostrar el carácter y la conducta reformados.

Lo que el escritor necesita saber

Si eres el autor de la carta y no sabes cómo iniciarla, permítenos darte algunos consejos.

Antes que nada, escribe la fecha actual y haz un saludo cordial. Después de eso, en el primer párrafo, preséntate. Indica tu nombre, profesión y relación con el solicitante. Además, explica cómo lo conoces y desde cuándo.  

A continuación, debes explicar el carácter del solicitante de forma positiva, debes hacerlo brillar. Esto es necesario ya que es necesario en testimonios de buen carácter para apoyar la naturalización o evitar la deportación.

La carta debe concluir con una recomendación hacia el solicitante. Agrega tu información de contacto para que te llamen o te escriban ante cualquier duda. Al final, envía cordiales saludos, deja tu firma y tu nombre completo.

¿Alguna otra duda? Contáctanos. ¡Estaremos encantados de ayudarte a que tu proceso de naturalización sea un éxito!

Además, si necesitas obtener las mejores cartas de recomendación, ¡podemos ayudarte en eso también!

 

Continue Reading